martes, 26 de noviembre de 2013

OTRO CIERRE EN BÚSQUEDA DE RETOS Y DEL ÉXITO

Por: Antonio M. Estrada Saldarriaga, Rector

Un año más que fenece con la firmeza de la mirada puesta en el norte; un 2013 en el que vamos a caer en el telón de los afanes y de las luchas, en la casa, en la escuela, en la Institución, en el trabajo, en las ilusiones.

El gran General de los campos europeos Napoleón Bonaparte expresó: "Cada uno de los movimientos de todos los individuos se realizan por tres únicas razones: por honor, por dinero o por amor".

Que bueno que en los días y en las tareas emprendidas en el año que agoniza, hubiese priado la saludable intención por el amor. Entusiastas por el amor al trabajo, por el estudio, por los padres, por los estudiantes, por el establecimiento, por la comunidad, por el Municipio que nos abriga.

La Institución Educativa José María Obando, hoy convertida en una amplia familia, que se anida en las veredas de el Plan y Piedra Verde, para albergar el Alto de los Fernández, la Quiebra, el Uvital, la Toscana, Travesías, Carretero, el Mango, el Vainillo y comunidades del vecino Municipio de Santa Bárbara, es un plantel con preponderante papel en el ámbito educativo fredonense. Niños y jóvenes salen enriquecidos por los conocimientos, las experiencias y seguramente por los tropiezos, al culminar este año lectivo. El duro proceso de la fusión de las dos sedes, seguramente nos ha traído beneficios, aprendizajes y retos con mucha duración en el tiempo por venir.

A los estudiantes que culminan con éxito los diferentes grados cursados, vayan los más sonados aplausos y reconocimientos, porque confiaron en las posibilidades del triunfo.

Para quienes los resultados fueron negativos, en la adversidad también se gana, y algo se tiene que haber logrado en los días y semanas compartidas con los docentes y condiscípulos.

Para la nueva promoción de Bachilleres de la Sede Piedra Verde, año 2013, en esta nueva etapa de sus vidas, que sea lo mejor para sus existencias y sus familias. Que ustedes sean el orgullo para sus padres que con cariño y tesón los han llevado a culminar esta trascendental etapa en la carrera por ser unos futuros profesionales y unos buenos ciudadanos.

Celebremos finalmente por los logros alcanzados, por nuestros pequeños, por estar construyendo patria y por creer como Joseph Heller: "Ha llegado por fin lo que quería ser de mayor: un niño".

Para todos, querida familia José María Obando, felicidades y bendiciones en Navidad y en el 2014 prosperidad y ventura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario